sábado

LAS SIRENAS SI EXISTEN.

El faro que coronaba la pequeña isla medía casi treinta metros, lo habitaba un antiguo marinero y su hija.
Los días pasaban lentamente, extrañamente el marinero solo se sentía feliz al despuntar la luna en el horizonte.
Y una noche....
La luz del faro enfocaba las olas que embestían contra las rocas del desfiladero, mirando por los ventanales, vio como un cuerpo flotaba al compás de las olas , se acercaba peligrosamente a la orilla, esta vez no eran imaginaciones suyas...
Solo un pequeño arenal ante una inmensidad de rocas afiladas, presagiando un fatal desenlace, el farero cogió un candil de aceite y empezó a bajar las empinadas escaleras.
Se acercó angustiado por que la marea no lo empujara hacia las rocas, como si fuera un milagro el cuerpo se deslizo por la húmeda arena de la playa, una larga aureola de color rojizo enmarcaba una cabeza femenina , su rostro estaba boca arriba, hermoso, sereno, sin muestras de ahogo, su torso desnudo era pálido como el nácar.

Ante los asombrados ojos de el farero, una larga cola plateada emergió de las oscuras aguas brillando bajo la luz de la luna...
Como un hechizo al salir del agua, la hermosa cola plateada empezó a transformarse en unas piernas largas, el farero se quito su abrigo cubriendo el cuerpo femenino, asombrado de lo que estaba viendo, alzó a la sirena entre sus brazos y se dirigió al faro.
- Pero, por Dios hombre ¡ Las sirenas no existen ¡ - Se decía una y otra vez.
- Mírala bien, ves.. ¡Tiene piernas¡. Lo que viste ahí abajo en la orilla, solo fue tu imaginación, demasiadas horas leyendo viejas historias de marineros.

Así cayó dormido y al abrir sus ojos la vio.
Amanecía con aquel color que solo el mar sabe mostrar a los ojos de quien le ama.La vio despertarse y sonreírle, empezó a hablarle en un idioma que él no reconocía pero que entendía perfectamente.Le explico que su padre el Rey Forcis le había concedido su deseo, tres días con sus tres noches para poder estar junto al humano que la daba luz durante las largas noches oscuras, explicarle que sin verle ya desde niña le amaba , que aun estando tan cerca les separaba dos mundos distintos. Aun y así ella en su corazón sabia que él cada noche con la luz de su faro la buscaba como un pozo seco busca al agua.La voz entraba por sus oídos como un susurro, le golpeaba el cerebro con tal fuerza que anulaba sus sentidos, durante tres días y tres noches el hombre amo a la sirena.
Al tercer día, al despuntar el alba, el farero abrió sus ojos y la sirena ya no estaba....
Busco desesperado negándose a creer que aquello hubiera sido un sueño, las lágrimas le resbalaban por el rostro curtido por el sol, sus ojos azules cansados se cerraron intentado volver a soñar otra vez...

Pasaron los años lentamente para el farero, noches eternas buscando con su potente faro entre las aguas oscuras, noches iluminadas por la luna pero la bella sirena nunca volvió. En sus sueños el farero veía a la sirena en un rincón bello de las aguas profundas , entre corales de colores mágicos, mirando apenada los reflejos de la luces del viejo faro. La veía montando collares de perlas mientras susurraba bellas palabras, que sabia, solo eran para él.

Sentado ante su chimenea contaba a su nieta la bella historia antigua, esta con ojos asombrados le preguntaba.
-¿Pero abuelo existen de verdad las sirenas?
Este sonriendo, cerraba los ojos asintiendo,mientras oía la voz de su hija decirle a su nieta.
-!Las sirenas no existen hija¡ Son historias de tu abuelo...

Una noche el corazón del farero dejo de latir, solo quería dormir eternamente para poder soñar con ella. La puerta del faro se abrió dejando entrar la luz de la luna...
La niña despertó angustiada, algo húmedo la había rozado. Sobre su mesita de noche, un bello collar de perlas brillaba bajo la tenue luz del candil. Dio un salto y corrió a la ventana, miro hacia la pequeña playa, los dos cuerpos se sumergían lentamente en el mar.
Sonriendo, grito.-¡Mama! ¡Mama!...
Las sirenas si existen....



Este relato pertenece a mi colección de Relatos de Madrugada.
El proyecto de este libro, es combinar relatos con imágenes mías y artistas invitados.

Dibujo realizado por Pedro L. Montero.

Copyright. Luisa Balada.

21 comentarios:

Ada dijo...

Preciosa historia de mundos paralelos que se encuentran en esta vida para pervivir más allá de ella.
La imagen es muy bella.

Mi beso.

mia dijo...

Si que existen....

http://mialuaf.blogspot.com/2008/05/puede-que-venga.html

y un millón de besos

entre las redes los pescadores

valencianos,los de Sorolla...

allí donde no llora la mar

y la vía láctea no sabe llegar!

ni las tres marías

pero tú si que puedes,podías....

♥♥♥besos♥♥♥

Mary dijo...

HERMOSA HISTORIA ¡

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buen relato. Te he puesto en mis favoritos para volver...

josé javier dijo...

Mientras existan personas con tu sensibilidad y fantasía las sirenas sí existirán siempre.Gracias por contárnoslo. Un beso. J.J.

Raúl dijo...

Un relato tan sencillo como agradable de leer. Límpio, diría yo.

Soledad Sánchez M. dijo...

Lo prometido es deuda. Espero que te guste.

Intenté "llevarme" tu magnífico Autorretrato (en el que se ve tu mano ), pues tengo un poema perfecto, pero me carga la imagen vacía.

Me he "llevado" alguna imagen más. Te avisaré cuando las edite.

Gracias por todo, y un beso.


Soledad.

Andrea y Pierre dijo...

Me ha gustado mucho el relato, me ha dejado un collar de perlitas en mi mesa de luz tambien...

te mando un abrazo,

te conté que tambien escribo?

besos:)

STELLA MARIS TABORO dijo...

Sin ser sirena, una musica me atrapó aqui.
bella web , bellas palabras...

Soledad Sánchez M. dijo...

Afortunadamente SI existen las Sirenas.

Espero que te guste el uso de tu autorretrato en mi último post.

Un besote.

Soledad.

Camille Stein dijo...

me ha encantado tu relato

encantado de pasar por aquí :)


un saludo

TROTAMUNDOS dijo...

Preciosa historia, me gusta leerte.

Saludos

Joan Rodó dijo...

Hola Lui,

Una bonica historia d´amor i amb un final molt feliç.

un blog molt interessant,m´agradará tenir-te com a contacte.

Records d´en EPI,jejeje.

Lui B. dijo...

Muchas gracias a todos¡¡

Hola Joan¡¡
Alucinada quedome... El Epi y el Joan¡¡ jajaja
M'alegra que t'hagi agradat. Et poso en els meus contactes.
Petons als dos¡¡

Jose Ruiz Quesada dijo...

bellísimo relato donde tu sensibilidad aflorece por los poros de tu cuerpo y lo trasmites a todos, es precioso y efectivamente las sirenas no existen, pero en el corazón puro y lleno de sentimiento si viven y vivirán mientras haya seres tan admirables como tú...., gracias amiga por dejarnos entrar en tu corazón...,
tu amigo José.

Mariana Alvez Guerra dijo...

HERMOSA HISTORIA!!!Tu blog espectacular, continua asi, te invito a visitar el mio.

http://sietesirenasvasaquererpecar.blogspot.com

Klaus Dolle dijo...

Me has convencido, las sirenas si existen...
Preciosa historia y foto

CHIRCHE dijo...

Los que amamos la imaginación y la poesía nunca dejaremos de sorprendernos. Gracias por hacerlo.

También tengo un relato en mi blog:
chirche@blogspot.com que se titula
EL VIEJO FARO, por si quieres verlo...

Lui B. dijo...

Muchas gracias a todos por vuestra vista y comentarios¡¡

Memnoch dijo...

He de decir que tu historia tampoco se queda corta en cuanto a emociones se refiere Luisa :)
Y también he comprobado que no solo haces buenas fotos si no que además tienes talento para la escritura... aunque si como dices tu hermana es escritora de cuentos infantiles... es algo que debes de llevar en la sangre ;)
Un historia muy bonita, me ha gustado mucho :)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.